Todos los momentos son buenos


Siempre había pensado que las sesiones fotográficas con los niños no eran nada fáciles. Pero una vez te das cuenta de que no puedes tener planificada en exceso la sesión y que la improvisación es la que manda, todo fluye.  Son perfectos para captar luz, energía positiva, son todo creatividad. 

 


En esta nuestro amigo, se hizo una brecha antes de la sesión y tuvimos que improvisar...solo hubo que decirle imagínate y toma un skate...


 No paraba de hacer gesto, poses, muecas...Los resultados saltan  a la vista. Nos lo pasamos fenomenal.


4 comentarios:

  1. Geniales!!! Menudo bicho el niño!! Besos

    ResponderEliminar
  2. Gracias chicas!! La verdad, qué mejor manera hay de empezar un blog, si no es con la de un niño!!
    Besos Pily y MºÁngeles.

    ResponderEliminar
  3. Ups!! me comí "SONRISA", perdón, voy a mil!

    ResponderEliminar